Viajar en solitario

Hace más de 7 años que mi sueño de ir a Taiwán a aprender chino empezó a cobrar vida. Estudiando la carrera de Traducción e Interpretación, tuve la oportunidad de aprender chino. El idioma me encantó y la historia y la cultura siempre me han parecido fascinantes. Descubrí también Taiwán. Empecé a ver series taiwanesas y distinguir el acento. Me leí todos los blogs y artículos habidos y por haber. Y poco a poco, me fui formando un plan. 

7 años después, pese a que el plan tuvo más desvíos y caminos secundarios que tramos de autopista, estoy en Taiwán. Orgullosa de mí misma, agradecida con la vida y feliz.

Pero me suelen preguntar estas cosas, así que las he puesto todas juntas y así tengo un link que mandar a la gente que hace estas preguntas.

Pero... ¿Tú sola?

Para empezar, me considero una persona bastante introvertida y empática. Las multitudes me estresan y me agobian. Estar con alguien las 24 horas del día me pone de mal humor. Necesito mis ratos a solas para recargarme. Esto, ha hecho que tenga un nivel alto de autoconocimiento. Sé lo que necesito y cuándo. No es que odie tener a gente a mi alrededor, sino que hay ratos que necesito para mí. 

Por otro lado, es mi sueño, es muy específico y está muy lejos de España. No es que no tenga amigos que no me quieran acompañar, pero cada uno tiene su vida. Algunos no tienen tiempo, otros no tienen dinero. Si en los grupos de WhatsApp de más de 10 personas ya cuesta quedar para una cena viviendo en la misma ciudad, no quiero pensar en organizar un viaje. Si esperas a que todos los astros y circunstancias coincidan, te vas a quedar toda la vida esperando.

¿Y no te da miedo?

La sociedad nos programa un camino desde pequeños y muchas veces lo seguimos sin pensar, olvidándonos de vivir. La mayoría vive esperando su día libre en el trabajo y cuando por fin llega, caen rendidos en la cama porque están cansados de las 8 horas diarias. No tienen ni tiempo de disfrutar de un paseo en el parque o de una excursión a un pueblo cercano. A mí lo que me da más miedo es verme al final de mi vida amargada en un trabajo que no me llena y rodeada de gente igual de amargada que yo.

Pienso que todos tenemos una zona de comfort. Al principio claro que da miedo salir de ahí. Pero en cuanto sales de ella, esa zona de comfort se extiende a donde hayas salido. Una vez haces algo, la siguiente vez ya sabes qué esperar, lo haces con más soltura. También supongo que el haber vivido fuera de casa de mis padres desde los 18, el Erasmus a Francia a los 20 y el mudarme a Londres a los 22… al final hace mella.

¿No te aburres?

Mis pasatiempos favoritos son leer o escribir o escuchar música. Para eso no necesito a mucha gente. Por otro lado, existe un estigma en la sociedad en el que si estás solo (ya sea haciendo una actividad o viajando), te sientes solo. ¿Conmigo como compañía? Qué va. Me gusta la persona en la que me he convertido y soy muy buena compañía (inteligente, divertida y buena persona… ¿Qué más se puede pedir?). Tengo amigos fantásticos y familia que me quiere y me apoya. Pero también tengo sueños estupendos que quiero cumplir. 

Además, lo creáis o no, viajando solo se conoce a más gente que cuando viajas acompañado. En cuanto tienes que preguntar por una calle, o pedir la comida en un restaurante, o preguntar por los sitios turísticos o actividades… O lo haces tú, o no lo va a hacer nadie. Tú eliges: no comer, o hablar con un (des)conocido.

¿Cómo lo haces? Yo no podría…

No tienes por qué. Yo veo la vida como un viaje en solitario (pero acompañado de vez en cuando). Hay gente que está en tu vida siempre, otros que están de paso. De todos aprendemos y todos nos pueden ayudar en ciertos momentos. Pero realmente es TU viaje. Muchas veces, “gracias” a las redes sociales, vemos gente con vidas que nos parecen increíbles y sentimos envidia porque nuestra vida no es tan glamurosa. A mí me pasa con fotos de bodas… ¡y ni siquiera quiero casarme! 

A mi me gusta y quiero viajar sola, no significa que tú lo tengas que hacer. No implica que tú estés equivocad@, sólo que nuestros caminos van a ser distintos. Y eso está bien. Si todos pensásemos igual sería bastante aburrido (:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.