Taiwanese toilet

Choque cultural en Taiwan

Como española viajando a Asia, lo normal es que una se encuentre no solo un paisaje o comida diferente. También te encuentras una cultura diferente, y aunque llevo años estudiando chino y ya sabía cosas de la cultura taiwanesa, he tenido momentos en los que me he sentido muy desconectada de la gente de mi alrededor. Son cosas que encuentro raras desde el punto de vista de mi cultura, pero no creo que estén mal, creo que son simplemente distintas.

Respeto por la gente

Si cruzas la mirada con alguien accidentalmente, por lo general, no miran a otro lado o te miran desafiantes, como me pasaba en Reino Unido o España. En vez de eso, te asienten brevemente con la cabeza e incluso te dedican una sonrisilla y un “hello”. Cuando voy al supermercado o doy dinero a la gente del mercado nocturno, cogen el billete con las dos manos y te asienten, como dándote las gracias y valorando lo que les acabas de dar. Puede que tenga que ver con la ocupación japonesa, pero sea cual sea la razón, me parece enternecedor y me recuerda que todos somos humanos y que deberíamos tratarnos con un mínimo de respeto siempre.

Escupir

Los típicos esterotipo de China/Asia son los rollitos de primavera y lo raro que son para la higiene. En España y Europa también hay gente que escupe por la calle, pero no se ve como algo normal. Aquí no. Aquí se prepara el escupitajo, con el ruido este casi de radio antes de sintonizar, durante un buen minutaco. Y luego lo echan. Por lo visto es porque creen que tener algo en la garganta no es sano, así que mejor fuera que dentro. Da lo mismo que estés en el supermercado, en la calle, en el baño, lavándote los dientes… Si se tiene que sacar, se saca.

Cuidado en todo lo que hacen

He sido testigo muchas veces del cuidado y atención que ponen al hacer comida o bebidas. Puede que también les venga de los japoneses, pero de nuevo, es enternecedor y me encanta verlos inmersos en sus quehaceres. En particular, lo he visto en cafeterías (la cabra tira pal’ monte).

Taiwanese coffee

Higiene en restaurantes/locales de comida

Durante mi primera noche en Taiwan, fui a un mercado nocturno. Viniendo de Londres y habiendo trabajado 2 años en restaurantes, sé de primera mano los estándares de salud y limpieza. Me *sorprendió* (cuanto menos), ver motos al lado de los puestos de comida, o el estado del agua que usan para hervir los dumplings, que después se ponen en bolsas de plástico. El mercado nocturno al que fui en concreto, tenía una extensión subterránea donde, por lo visto (digo por lo visto porque no metí yo la pata ahí…) había un charquito constante de líquido proveniente de la comida cocinada en los puestos.

Templos

Hay trillones de templos en Taiwan. La gente joven sólo va por seguir la tradición en los dais marcados, pero a mi me encantan. Me parecen que tienen un ambiente que te llena de paz. Por no hablar de la decoración con sus dragoncitos, o los fénix, o cualquier figurita a la que pido por mi y por mis compañeros. Otra cosa que me encanta de los templos es que algunos tienen una religión y otros tienen varias. Las religiones más usuales de Taiwan son el taoism, el budismo, el confuncionismo y el catolicismo.

Camión de la basura

En Taiwan, hay pocos cubos o contenedores de basura. Por lo tanto, un camión con una musiquita adorable pasa a determinadas horas. La gente sale de sus casas o tiendas o restaurantes y tiran la basura al camión. Tienen un camión diferente para el reciclaje y una música distinta.

Carteles en chino

Esto era obvio desde el principio, lo sé. Pero una cosa es imaginárselo y otra es vivirlo. Tener que coger un tren y no tener ni idea de lo que pone en los carteles o a qué andén ir o dónde bajarte… O en los restaurantes, hacer un “pito pito gorgorito”, o tener que socializar, o parecer la cotilla del lugar y pedirte lo que tiene el colega sentado al lado, sin tú tener idea del precio y rezando a todos los dragones de los templos colindantes. Dicho esto, en general en los trenes tienen la versión en inglés durante dos segundos y si preguntas en los restaurantes son un amor y te intentan decir lo que sea en inglés. 

Taiwanese menu

El baño

Taiwanese toilet

A ver, hay “normales” (los que te sientas) y los de estilo turco (pegados al suelo), Me lo esperaba en Asia, todo lógico, todo bien. Lo que me sorprendió fue el hecho de que suele haber un cartelito que te pide que no te subas de cuclillas al váter. También tienen otro diciendo que puedes tirar el papel al váter. Esto tiene más sentido sabiendo que en los de estilo turco, hay una manguera, no papel. ¿Es más limpio? Puede, pero definitivamente es distinto a los baños a los que yo estaba acostumbrada.

Naturaleza

Sabía que Taiwan tenía mucha naturaleza, pero no me había dado cuenta de cuánta. Incluso en Taipei, la capital, puedes encontrarte en medio de una selva a 15 minutos en autobús o metro. Cuando coges el tren y empiezas a explorar la isla, ves verde y costa por donde quiera que mires. Fue una sorpresa agradable después de Londres o Madrid, donde hay parques, claro que sí, pero para hacerte una caminata por la naturaleza, te tienes que ir a Navacerrada o algo así… (también es que nunca he buscado caminatas, todo sea dicho).

Comida

Hambre, no vas a pasar en Taiwan. Cada pocos pasos hay algún puesto con comida o un 7/11 o un sitio de bubble tea. Aquí se come menos pero más a menudo. Lo mejor de todo que es muy barato.

7/11

Este sitio es lo más conveniente que te puedes encontrar. En los 7/11 taiwaneses, puedes hacer casi cualquier cosa. Desde comprar noodles y tomártelos allí mismo, comprar comida pre-cocinada, que te la calienten y llevártela caliente a casa, puedes comprar café (la calidad es cuestionable), cosas de primera necesidad, bebidas… Y pensarás… bueno, como un supermercado, ¿no? Es que también puedes hacer la colada, comprar billetes de tren, pagar tus impuestos, sacar dinero del banco y un largo etcétera.

Si te interesa seguir mis aventuras de cerca, te puedes suscribir a mi  newsletter (no mando más de un email por semana, prometido) o seguirme en  Instagram para saber lo que hago día a día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.