¿Qué hay detrás de un grano de café?

Yo no era nada de jardinería hasta que me encontré con un grano de café. Sinceramente, yo era de las que compraba café ya molido y añadía un par de cucharadas de azúcar. No estoy orgullosa de ello, pero tengo que vivir con ello. Como he trabajado con café estos últimos dos años y básicamente me he enamorado/hecho adicta al café, quiero hablar de ello.

Hay gente que sabe (o no) sobre café suelen hablar de las notas, del sabor, del aroma… Suena a gente con poderío y casi parece que hablan de vino. Eso es porque el café, en este sentido, es similar. Las cerezas del café, dependiendo de la variedad, te van a dar diferentes sabores, del mismo modo que una uva Merlot te dará un vino diferente a una de Pinot Noir.

Este es el arbol familiar del café. Precioso. Algunas de estas variedades ocurren naturalmente, como Heirloom, que crece salvaje en Etiopía, mientras que otras son experimentos hechos a mano del hombre. 

¿Tienen diferente sabor? 

Sí. Crecen a diferentes alturas, en diferentes países, con diferentes métodos de cultivo… Así que tendrán diferente sabor.

¡Hala! Entonces cuando te tomas una taza de café, ¿sabes de qué país es? 

Yo personalmente, no, no siempre. Después de haber probado diferentes cafés y comparado los unos con los otros, puedo notar la diferencia. Por ejemplo; para mi, los cafés de Etiopía y Honduras tienen un olor distintivo.

Ahora que tenemos una idea sobre la planta del café, vamos a ver más de cerca la cereza de café.

  • La piel o exocarpio de la cereza de café, que es verde hasta que madura y se vuelve roja, amarilla, naranja o incluso rosa; dependiendo de la variedad.

  • Debajo de la piel, está la pulpa y debajo de ésta, el mucílago. Estas capas son importantes en los siguientes procesos porque contienen muchos azúcares.

  • Luego llegamos a las semillas de café o granos. Normalmente, hay dos granos por cada cereza, cada uno cubierto por una película plateada y una cascarilla. Todo estos nombres científicos son básicamente células que se adhieren y protegen a los granos de café. A veces, solo hay un grano en vez de dos y suele ser más redondo y grande; y se les denomina caracolillos. Esto puede darse cuando no hay suficiente polinización y un óvulo no está fecundado. También puede darse por causas genéticas o medioambientales.

Después de esto, empieza otro proceso hasta que tú puedas hacer el café. Hasta entonces, puedes ir probando diferentes cafés y comparar y contrastar los sabores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.